Recetas saludables Salud

45 cenas ligeras para adelgazar súper deliciosas (y fáciles de hacer)

brochetas de calamar y salmon. Brochetas de calamar y salmón

BROCHETAS DE CALAMAR Y SALMÓN

Monta unas brochetas alternando verduras con calamar y salmón cortado en dados. Salpimienta, úntalas con una mezcla de ajo, perejil, zumo de limón, aceite y sal machacados en un mortero. Y hazlas a la plancha unos 2-3 min por cada lado. Una cena fácil, deliciosa y muy ligera.

Anillas de calamar al vino con alcachofas

ANILLAS DE CALAMAR AL VINO CON ALCACHOFAS

Si buscas una cena ligera, súper saciante y riquísimo al mismo tiempo, tienes que probar estas anillas de calamar y alcachofas al vino 100% libres de culpa. No pasan de las 270 calorías. Y además son súper saludables por la combinación del poder saciante de los calamares con el poder diurético de la alcachofa. Ver receta.

Espaguetis con gambas y almejas bajos en calorías

ESPAGUETIS CON GAMBAS Y ALMEJAS BAJOS EN CALORÍAS

La pasta no tiene porqué estar reñida con la cena y con la dieta si haces la cantidad adecuada y le buscas una buena compañía como en estos deliciosos espaguetis con gambas y almejas. Tienen casi 300 calorías menos que un típico plato de pasta con salsa y queso. Ver receta. 

La cena de dieta perfecta varía mucho de lo que hayas comido a lo largo del día y de tu actividad física. Pero, por norma general, debe ser ligera (que no equivale a escasa o inexistente) y completa al mismo tiempo. No te pierdas en la galería 40 ideas de cenas ligeras para adelgazar que no engordan y que podrás hacer en pocos minutos.

QUÉ CENAR PARA ADELGAZAR SIN PASAR HAMBRE

Aunque no hay ningún alimento literalmente prohibido a la hora de cenar, sí que hay que tener en cuenta diversos consejos. Así evitarás caer en excesos, y lograrás unas cenas de dieta más digestivas, lo que facilita el descanso.

  • Verduras y hortalizas cocinadas. Por la noche es preferible tomar la verdura salteada, cocida, al vapor o en forma de cremas calientes o frías. La ensalada y las hortalizas crudas, en cambio, pueden provocar hinchazón, o hacer más pesada la digestión.
  • Pescados y carnes blancas. El pescado resulta mucho más digestivo que la carne. Y entre las carnes, mejor si son magras y blancas (pollo, pavo, conejo…). Pero no es cierto que la cena tenga que ser rica en proteínas. Basta, por ejemplo, con 60-80 g de pescado o pollo.
  • No a la comida precocinada. Aunque pueda parecer muy ligera suele ser rica en grasas saturadas, sal e incluso azúcar. Además, puede contener muchos aditivos, que tomados en exceso pueden ser perjudiciales para la salud.
  • Huye de los embutidos. Las carnes procesadas tienen mucha grasa, sobre todo saturada, que te hace ganar peso, y también mucha sal.
  • Peligros de cenar solo fruta. Parece una cena ligera, pero, en realidad, aporta fructosa, cuyo exceso acaba convirtiéndose en grasa.
  • Ojo con el yogur. Es un clásico de las cenas ligeras, pero un auténtico error si se convierte en lo único que cenas.
  • Sí a las infusiones. Después de cenar, nada de café o té, que son muy excitantes. Puedes tomarte una infusión de anís, hinojo, manzanilla, hierba luisa o tila. Son digestivas y combaten la pesadez.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Comenta

Pincha aqui para comentar

error: Content is protected !!