Salud

DIEZ REMEDIOS NATURALES PARA LA DEPRESIÓN

Esta enfermedad es ya la segunda (si no la primera), causa de discapacidad laboral en nuestro país y, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para 2020 será ya la segunda causa de discapacidad en el mundo, según el doctor Juan Manuel Mendive. Es por eso que quiero mostrarte diez remedios naturales para este mal.

 depresion

Los métodos convencionales de tratamiento pueden tener éxito tratando episodios aislados – aproximadamente 80 por ciento de personas tratadas se ponen mejor en cuestión de cuatro a seis semanas- pero aproximadamente el 50 por ciento de los pacientes deja la terapia por los efectos secundarios o el miedo a convertirse en adicto los fármacos.

Aunque la mayoría están todavía siendo estudiados, algunos productos naturales que se usaron para tratar la depresión han demostrado que pueden ser tan buenos como las terapias tradicionales, o al menos un buen complemento al tratamiento tradicional. Al igual que con cualquier forma de tratamiento, hable con su médico acerca de sus síntomas y los remedios naturales que te planteas tomar antes de nada.

 

10: Hacer ejercicio

Aunque no está cien por cien claro que haya una relación establecida entre el ejercicio y la desaparición de los síntomas de depresión, los investigadores sí han probado que hacer de 30 a 60 minutos de ejercicio moderado casi todos los días de la semana puede levantar el estado de ánimo, puede reducir el estrés y estimular la autoestima así como también proteger contra afecciones cardiacas, tensión alta y cáncer.

Cuando hacemos ejercicio, las subidas de temperatura de nuestro cuerpo nos calman, y además segregamos productos químicos que nos hacen sentir mejor: Los endorfinas y la noradrenalina. Los científicos piensan que son estos químicos liberados durante el ejercicio los que reducen la depresión. Las endorfinas nos hacen sentir bien, fomentan nuestro sistema inmunológico y reducen nuestra percepción de dolor. La noradrenalina es un neurotransmisor que también ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo.

Haz ejercicio 35 minutos diarios

 

¿Sabías que?

Un estudio publicado en 2005 en Norteamérica mostró que andar rápido 35 minutos al día, cinco veces por semana (o 60 minutos al día, tres veces por semana) reduce significativamente los síntomas de depresión.

 

 

 

9: El magnesio

Los síntomas de depresión – o de apatía suave en casos de psicosis y aun los pensamientos suicidas – pueden estar relacionados con una deficiencia en magnesio. El magnesio es un mineral que nuestro cuerpo necesita para contraer y relajar los músculos, y para producir proteínas y energía. Es también necesario para el crecimiento óseo.

Aunque las deficiencias de magnesio son raras, las comidas ricas en magnesio pueden ayudar a mejorar nuestro estado de ánimo – o en el peor de los casos estaremos añadiendo un montón de comida sana a nuestro régimen. Alimentos como semillas y frutos secos (la calabaza, el girasol y las semillas de ajonjolí son una buena elección, así como las almendras y los anacardos), las alubias y las legumbres (los frijoles negros, los fríjoles blancos comunes, la soja), los alimentos aumentan nuestras reservas de magnesio.

 

¿Sabías que?

El Magnesio puede ayudarnos a superar estadios depresivos
El Magnesio puede ayudarnos a superar estadios depresivos

Un estudio del Instituto de Investigación George Eby mostró que administrando en la comida y en la cena de 125 a 300 miligramos de magnesio a los pacientes con depresión, comenzaron a recobrarse de sus síntomas en menos de una semana.

 

 

 

8: El Ginkgo Biloba

 

El Ginkgo Biloba es una planta que se ha usado para tratar una variedad de afecciones durante miles de años, incluyendo ciertos tipos de demencia. Y actualmente, está siendo estudiada su capacidad para reducir los síntomas del PMS, del mal de montaña, fallos orgánicos por quimioterapia y depresión.

Gingko
Ginko Biloba

El Ginkgo Biloba puede ser efectivo aliviando la depresión menor en personas entradas en años. Contiene antioxidantes que atacan a los radicales libres en el cuerpo humano y los efectos del envejecimiento. Los radicales libres pueden afectar a los receptores del serotonina en nuestra materia gris según envejecemos, aumentando el riesgo de depresión en las personas de edad avanzada. El Ginkgo Biloba puede ayudar a aumentar nuestros niveles del serotonina y nuestra síntesis de proteínas – una combinación que puede aliviar síntomas depresivos en algunas personas.

 

7: La Vitamina C

La vitamina C es un antioxidante que asociamos normalmente con la cura del resfriado común, pero también ayuda a protegernos de cáncer y de enfermedades cardiovasculares, es beneficioso para la salud ocular y fomenta nuestro sistema inmunológico. La vitamina C también puede aliviar síntomas de depresión – juega un papel en la síntesis de la noradrenalina, uno de tantos productos químicos naturales que produce nuestro cerebro y que afecta a nuestro estado de ánimo.

Es importante incrementar la ingesta de vitamina C añadiendo más frutas y verduras en nuestra dieta: cítricos, fresas, melones, piña, bayas, pimiento dulce, tomate y alimentos verdes oscuros o tomando suplementos.

 

¿Sabías que?

Vitamina C
Toma Vitamina C

 

Los profesionales de la salud recomiendan que tomemos 500 miligramos (mg) de vitamina C todos los días, pero sólo una de cada 10 o 20 personas ingerimos las cantidades diarias recomendadas (CDR) de frutas y verduras. Una taza de zumo de naranja contiene 97 mg de vitamina C.

 

 

6: Hierba de San Juan

 

La Hierba de San Juan es un remedio natural para la depresión leve. La Hierba de San Juan contiene como principios activos la hypericina y la hyperforina. Inhibe la reabsorción de ciertos productos químicos en el cerebro – serotonina, noradrenalina y dopamina. Al aumentar los niveles de estos bioquímicos puede mejorar nuestro estado de ánimo. Los antidepresivos comúnmente prescritos como los supresores selectivos (SSRIs) de la reabsorción de la serotonina y de la noradrenalina (SNRIs) apuntan a los mismos neurotransmisores.

 Hierba de san juan

Hierba de san juan

La Hierba de San Juan puede encontrarse en forma de extracto, a menudo en infusiones o grageas. Aunque tiene menos efectos secundarios que los antidepresivos, no está libre de ellos. Por ejemplo, sus efectos secundarios

incluyen mareo, sequedad de la boca y malestar estomacal. Y puede interactuar con ciertos medicamentos como píldoras anticonceptivas y anticoagulantes. Por lo tanto, es mejor hablar con el médico antes de incluir la Hierba de San Juan en nuestro régimen diario.

 

5: La dieta

Numerosos estudios realizados en los últimos años muestran que la dieta mediterránea puede ser buena para el corazón y podría ayudar a reducir el riesgo de depresión. Los participantes de los estudios que siguieron la dieta mediterránea aminoraron su riesgo de desarrollar depresión por 30 por ciento comparado para los participantes que no siguieron esta dieta.

¿En qué se basa la dieta mediterránea? Prima los ácidos grasos mono insaturados en lugar de los  saturados (por ejemplo, tomar más aceite de oliva y menos grasa de cerdo) montones de ácidos grasos omega-3, frutos secos y legumbres, y la vitamina B de la fruta, las verduras y los granos enteros. La carne, la leche y el alcohol no están prohibidos pero no son el punto central de nuestra dieta

 

4: La acupuntura

Varias pruebas clínicas al tratar la depresión con acupuntura muestran que este tratamiento milenario puede ser una alternativa segura y efectiva a los remedios farmacológicos.

Muestra de Acupuntura
Muestra de Acupuntura

Según un estudio financiado por el Instituto Nacional de la Oficina de Salud de Medicinas Alternativas realizado en la Universidad de Arizona y publicado en la revista de la Sociedad Americana de Psicología, un 75 por ciento de mujeres con síntomas de depresión que fueron tratadas con sesiones de acupuntura mostraron alivio de sus síntomas después de ocho semanas. Las conclusiones del estudio sugieren que la terapia de acupuntura puede ser tan útil como la terapia basada en fármacos y la psicoterapia para aliviar los síntomas de la depresión.

¿Cómo funciona? Los investigadores descubrieron que la acupuntura específica para la depresión provoca la liberación de ciertos productos químicos naturales en el cerebro, en concreto noradrenalina, serotonina y dopamina – tres neurotransmisores que alteran nuestro estado de ánimo.

 

¿Sabías que?

Según investigadores de la Universidad de Stanford, en un estudio publicado en marzo 2010 en la revista de “Obstetricia y Ginecología”, las mujeres embarazadas deberían considerar realizar terapia de acupuntura en lugar de tratarse con fármacos. En su estudio, se informó que un 63 por ciento de mujeres encintas que fueron tratadas con acupuntura específica para la depresión vieron aliviados sus síntomas.

 

3: La Vitamina B

Es cada vez más frecuente ver que médicos tradicionales prescriben suplementos de ácido fólico a mujeres embarazadas. Esto es porque da buenos resultados en protegiendo el feto de defectos neurales y de paladar hendido, así como otros beneficios para el embarazo. ¿Y para la depresión, se ha probado? Sí.

 

El ácido fólico es uno dentro del complejo vitamínico B, que también incluye (B5) tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), pantothenic, pyridoxine/pyridoxal/pyridoxamina (B6), biotina (B7) y cobalaminas (B12). El complejo vitamínico B ayuda a nuestro organismo a fabricar los productos químicos naturales del cerebro (neurotransmisores) que ayudan a regular nuestros estados de ánimo y transmiten mensajes a través de nuestro cerebro. La deficiencia de cualquiera de ellas afecta negativamente a nuestro estado de ánimo.

 vitaminaB

Un estudio publicado en el enero de 2005 mostró que los individuos con síntomas de depresión también tenían niveles bajos de vitamina B12. Otro estudio mostró que el 21 por ciento de participantes deprimidos tenían niveles bajos de vitamina B6.

Aunque la relación entre los niveles bajos de vitamina B y la depresión es poco clara, lo que sí está claro es que los suplementos vitamínicos de la B pueden jugar un papel para aliviar los principales síntomas de depresión.

 

2: La Meditación

Una fuerte conexión entre el cuerpo y la mente nos puede ayudar a sentir más calmados y más felices.

No hay una forma buena o mala  de meditar – se requiere nada más que una posición quieta y confortable, relajarse dejando pasar el aire y canalizar nuestra atención a algo específico (el aliento, una palabra o locución, un objeto). Practicar meditación durante 15 minutos al día puede aligerar los síntomas de la depresión.

En un estudio publicado en 2006 mostró que la meditación ayuda a reducir los pensamientos suicidas; y otro estudio muestra que cuando meditamos, nuestra materia gris traslada su actividad fundamental desde el lóbulo frontal derecho, más propenso al estrés, hacia el lóbulo frontal izquierdo mucho más calmado. En conjunto, la meditación parece cambiar nuestra estructura cerebral, en las regiones que regulan nuestras emociones.

Meditación

1: El yoga

No todo el yoga es igual. El Yoga no es realmente una terapia, aunque sus ejercicios pueden ayudar a reducir la depresión (en este punto estaríamos hablando de la combinación de ejercicio y meditación ya expuesta anteriormente). La filosofía vedanta puede ayudarnos a cambiar el estilo de vida moderno a través de nuevos valores y formas de entender el mundo.

Como hay tantos centros de yoga alrededor del mundo, y seguro que en tu ciudad tendrás unos cuantos, puedes averiguar cómo enterarte de cuáles siguen las directrices milenarias de esta filosofía aquí.


 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
DIEZ REMEDIOS NATURALES PARA LA DEPRESIÓN, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Comenta

Pincha aqui para comentar

error: Content is protected !!